¿Cómo tener una llegada menos estresante? Algunos “tips”:

Seguro que encontraras mucha información general en distintos foros, grupos, o por parte de organizadores de lo que estés haciendo. Aun así cuando viajamos siempre tenemos que tener en cuenta ciertas cositas que ayudan (y mucho) a que la llegada sea más cómoda.  Describimos algunos de estos “tips” que vienen de nuestra experiencia en E.E.U.U., pero que podrían servir para otros destinos.

  1. Móvil: Cualquier móvil de cualquier compañía funciona en cualquier país del mundo con WIFI, así que si quieres mantener tu número debes desactivar los datos de tu móvil cuando sales del país y ya. Para tener nuevo número del país de destino tienes dos opciones:
  • Opción nº 1: Liberar tu Smartphone en tu país (para tener más cosas hechas), y cuando llegues al país comprar una tarjeta SIM prepago con las condiciones que te ofrezcan. De esta forma, vas con un teléfono de siempre, el cual está configurado con tu cuenta y por lo tanto todas las aplicaciones siguen conservando tu número, y aunque no tengas datos en esta tarjeta cuando tienes conexión WIFI te funcionan todas tus aplicaciones (por lo que tienes tu “WhatsApp” de siempre). Cuando tengas tu tarjeta de la nueva compañía del país, te funcionará perfectamente para llamar o recibir llamadas.
  • Opción nº 2: Liberar tu Smartphone igual que en el caso anterior (siempre viene bien por si acaso), pero además, llevar otro teléfono también liberado desde tu país. Con esta opción vas con 2 teléfonos, el de siempre y el nuevo del país.
  1. Adaptadores: Obviamente puedes comprar adaptadores en tu país de destino, aun así viene bien comprarlo antes de viajar. Cuando llegas cansado y pensando en mil cosas, tener un adaptador en mano facilita mucho las cosas. Nosotros nos trajimos un enchufe tipo ladrón o alargo, más 4 adaptadores y tenemos de sobras. Los adaptadores los encuentras en cualquier tienda de bricolaje y normalmente ya saben que adaptador va con cada país.
  2. Pruebas médicas: Es importante tener algunas pruebas médicas hechas cuando vas a trabajar fuera, ya que es fácil que te las pidan y en países como E.E.U.U. son carísimas hacerlas mientras en España es gratis. En nuestro caso nos recomendaron hacernos la prueba de la tuberculina, y vinimos con un certificado traducido al inglés donde constaba que no la padecíamos, depende del país pueden variar, así que es importante informarse sobre este aspecto.
  3. Cartas de recomendación traducidas: Siempre es recomendable pedir cartas o certificaciones de los trabajos más relevantes que has realizado. Nosotros, lo que hemos hecho siempre, es redactar las cartas, traducirlas, y llevarlas a los anteriores empleos para que las sellen y firmen si están de acuerdo. Es lo más fácil para ellos, y lo más rápido para ti (encontraras muchas opciones en la red).
  4. Fotocopias compulsadas de certificados: Cualquier título de idiomas, universitario, de cursos, etc… debéis llevarlos fotocopiados y compulsados (se pueden compulsar en muchos ayuntamientos, centros de estudios y como última opción, notarios).
  5. Cuenta con Transferwise: Después de ver varias opciones de transferir dinero entre cuentas bancarias de distintos países, nos hemos dado cuenta de que transferwise es la mejor opción, ya que tienen unas comisiones muy bajas.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s